Las amenazas de seguridad mantienen al Capitolio como una fortaleza vallada

Las amenazas de seguridad mantienen al Capitolio como una fortaleza vallada
Spread the love

La Paz, 6 de marzo (RC). – La advertencia de un supuesto plan de una milicia de irrumpir el jueves en el Capitolio provocó el refuerzo de las ya extremas medidas de seguridad, que han convertido el centro de Washington en una fortaleza desierta, donde más de 5.000 efectivos de la Guardia Nacional protegen el edificio.

El jueves, la Policía del Capitolio solicitó una extensión de 60 días de los miembros de la Guardia Nacional desplegados en la capital estadounidense y que en principio tenían previsto retirarse el 12 de marzo.

“La Guardia Nacional debería quedarse todo el tiempo que fuese necesario”, afirmó en una conferencia de prensa Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes, cámara que precisamente canceló sus actividades hasta la próxima semana por la reciente amenaza.

Desde que el pasado 6 de enero una turba de seguidores del expresidente Donald Trump tomaron violentamente el Congreso, en unos tumultuosos acontecimientos que dejaron cinco muertos y cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo, el Capitolio parece más una base militar que la sede del Legislativo estadounidense.

Por su parte, y también en una rueda de prensa, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, remarcó que “la amenaza de extremismo violento, particularmente de carácter racial y por extremistas antigubernamentales, no comenzó y culminó el 6 de enero”.

EFE /  Washington

Radio Companera